Historia del Colegio de Abogados Rosarista

El Colegio de Abogados Rosaristas fue fundado el 23 de junio de 1983, en reunión celebrada en el Aula Máxima del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, presidida por el Señor Rector, Dr. Álvaro Tafur Galvis y un selecto grupo conformado por 251 abogados Rosaristas con el único interés de tener una organización a través de la cual pudieran fomentar la solidaridad entre los abogados egresados del Colegio Mayor y, de otro lado, para ejercer el control y vigilancia de la ética de quienes fueran sus miembros.

A partir de su fundación, el Colegio se ha desempeñado con gran dinamismo, celebrando actividades tales como congresos anuales, tertulias y seminarios, auspiciando publicaciones y pronunciándose sobre hechos de trascendencia nacional, para el bien del país y sus instituciones de derecho.

El Colegio de Abogados Rosaristas es una asociación de profesionales, docentes y estudiantes de la Facultad de Jurisprudencia del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, la cual propende por el perfeccionamiento de las instituciones, mediante el control y vigilancia de los principios éticos de la profesión, sin tener en cuenta aspectos religiosos o políticos, incentiva la permanente colaboración, investigación y capacitación profesional de sus miembros y de manera especial, procura la solidaridad entre ellos buscando siempre la conservación del Espíritu Rosarista inculcado por el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario.

Cuenta con objetivos y finalidades firmemente identificados con ideas progresistas y humanistas, con el imperio de la seguridad jurídica, y con el espíritu Rosarista.

Todos los colegas asociados están permanentemente comprometidos con la defensa del Estado de Derecho y la consolidación definitiva de la democracia Colombiana; de ahí que, nuestra asociación ha sido siempre un recinto de amparo de las libertades públicas, de pluralismo ideológico, de vehemente oposición a prácticas autoritarias, de compromiso y acción por la recuperación de las instituciones republicanas, de defensa y protección indeclinable de los derechos humanos.

El Colegio de Abogados Rosaristas, siempre ha creído en la vigencia de un Poder Judicial autónomo e independiente, integrado por hombres de derecho con prestigio intelectual, moral y sobre todas las cosas con absoluta independencia de criterios y vocación democrática para ejercer con honor el supremo deber de impartir justicia, defender el imperio de la Constitución y las leyes colombianas.

En el plano gremial, destacamos que desde su creación, nuestra entidad siempre ha defendido el rol del abogado en la sociedad, jerarquizando su labor profesional, tutelando su dignidad, defendiendo sus intereses, garantizando el libre ejercicio profesional, procurando la inserción de los abogados más jóvenes, fortaleciendo su formación y conocimiento mediante actividades académicas y científicas de reconocido prestigio nacional e internacional y colaborando permanentemente para que las normas de ética constituyan un auténtico estatuto moral del profesional y un referente destinado a revalorizar el orden público y la función social del abogado.

Amigos y colegas Rosaristas, nuestra sociedad, hoy más que nunca, necesita profesionales comprometidos con los principios del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario que quieran aportar a la consolidación de una comunidad que se identifica con unos mismos ideales, participar en la actividad académica de nuestro Claustro y conservar la ética profesional.